Modelo contrato regimen artistas

Modelo contrato regimen artistas

Condiciones de los encargos artísticos

Un contrato de encargo establece los términos y condiciones para que un artista cree una obra por encargo. Los contratos de encargo suelen especificar las fechas del proyecto, los calendarios de pago, los requisitos o limitaciones importantes del proyecto y los puntos de control entre el artista y el comisario.
Siempre que te pidan que crees una obra específica, normalmente a mayor escala o de mayor valor, para un individuo, una empresa o un grupo, querrás asegurarte de que utilizas un contrato de encargo.
Los contratos de encargo pueden ayudarte a dar forma a los proyectos y a planificar el proceso de ejecución a lo largo del tiempo. Un contrato incluye puntos de control para asegurarse de que su arte y la visión del comisionado sigan coincidiendo.
Si está revisando o creando un contrato de encargo, asegúrese de cubrir algo más que los temas básicos de un contrato de encargo. Más no es menos. La estructura y los detalles harán que sus relaciones con el comisionado sean sólidas. Se sentirá apoyado y preparado para crear.

Plantilla de contrato de encargo artístico gratuito

Los artistas a menudo se encuentran en un aprieto cuando se trata de representar a personas, ya sea una celebridad, un modelo o un ciudadano común, en su trabajo. Pueden sentirse inseguros, y a veces enfrentarse a reacciones negativas, respecto a sus derechos cuando se trata de utilizar la imagen de una persona en pinturas, fotografías y dibujos. Son innumerables las celebridades que han demandado a los artistas por utilizar su imagen sin permiso. Algunos ejemplos famosos son Tiger Woods contra el pintor Rick Rush, Cheryl Tiegs contra el escultor Mihail Simeonov y Los Tres Chiflados contra Gary Saderup. En todos estos casos, el artista ganó debido a las leyes relativas a la libertad de expresión (que caen bajo la Primera Enmienda), y el derecho de publicidad. Es probable que los tribunales también fallen a favor de un artista que utilice la imagen de un ciudadano no famoso.
Aunque la Primera Enmienda cita específicamente la libertad de prensa y la libertad de expresión, sus protecciones también abarcan la expresión artística, como las obras de teatro, la poesía, la literatura, la música y, por supuesto, el arte visual (pintura, fotografía, dibujo, etc.). En su nivel más básico, la Primera Enmienda permite a los artistas utilizar representaciones de individuos, famosos y no famosos, en sus obras sin repercusiones.

  Modelo contrato alquiler habitacion codigo civil

Contrato de encargo de artista simple

EL ARTISTA QUEDA LIBERADO DE RESPONSABILIDAD: Por la buena y valiosa consideración aquí reconocida como recibida, el Modelo libera al Artista y le cede el permiso para licenciar todas las imágenes y grabaciones de sonido y para usar las imágenes y grabaciones de sonido en cualquier medio de comunicación para cualquier propósito que puede incluir, entre otros, la publicidad, la promoción, el marketing y el embalaje de cualquier producto o servicio. El Modelo acepta que todas las imágenes y grabaciones de sonido pueden ser combinadas con otras imágenes, textos y gráficos, recortados, alterados y modificados.EL ARTISTA RETENGA TODOS LOS DERECHOS: El Modelo acepta que el Artista tiene todos los derechos sobre las imágenes y las grabaciones de sonido, a perpetuidad, a menos que se indique explícitamente en este Acuerdo. El Modelo reconoce y acepta que el Artista no es responsable de ninguna otra contraprestación, contabilidad o reclamación por ningún motivo.DURACIÓN DEL ACUERDO: El Modelo reconoce y acepta que este Acuerdo es vinculante para todos los herederos y cesionarios. El Modelo reconoce y acepta que este Acuerdo es irrevocable, mundial y perpetuo.

  Modelo contrato de relevo

Modelo de acuerdo de encargo artístico

Rara vez se utilizan acuerdos por escrito para que ambas partes sepan a qué atenerse, por lo que pueden surgir, y de hecho surgen, graves problemas: las obras se venden a un precio de venta al público incorrecto, las comisiones acordadas por las galerías aumentan y a los artistas se les cobran “extras” por gastos imprevistos de las galerías; las obras no vendidas no se devuelven cuando se solicitan, se pierden, se dañan o se destruyen, y la principal cuestión que se plantea entonces es: ¿a quién pertenece la obra?
En ocasiones, las galerías compran las obras directamente para revenderlas, por lo que los artistas deberían utilizar la factura/contrato de venta del artista (véanse los números 7 y 8 de Art Monthly) para dejar constancia de la venta y proteger la existencia futura de la obra; si la galería no tiene intención de comprar las obras, sino que simplemente desea conservarlas para negociarlas, el intento de utilizar el ABS/ACS dejará claro que se trata de una situación de “venta o devolución” en la que debería utilizarse un acuerdo de consignación (sic).
Lo más frecuente es que las galerías accedan a exponer las obras durante un tiempo y se encarguen de las ventas que puedan surgir durante el periodo de exposición en base a una comisión; estos acuerdos se tratarán en el próximo número.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad